El sincero homenaje para un uruguayo de todos los tiempos

Comencé desde muy chico a escuchar tango gracias a mi abuelo. Los domingos en la sobremesa era infaltable escuchar aquella colección de tangos de las más variadas épocas, desde Gardel hasta Piazzolla. Sin embargo, hay un intérprete que me ha conmovido y cada vez que lo escucho me deslumbra. Hablo del inigualable Julio Sosa, el varón del tango. Un hombre que comenzó desde muy chico lustrando zapatos en su ciudad natal, Las Piedras. Años más tarde, seguramente sin imaginárselo, saltaría al estrellato con esa voz inconfundible y una presencia ante las cámaras de televisión como pocos artistas de la época. Según cuentan algunos de sus amigos y colegas, Julio jamás “se subió al carro” de la fama, sino que mantuvo la misma humildad de siempre. Aquella de cuando empezó y hacia “changas” para sobrevivir. Hoy, a 39 años de su desaparición física, rindo este homenaje a este tanguero de ley, uruguayo, nacido en la querida ciudad de Las Piedras, cuna de tantos artistas. Julio Sosa es la demostración cabal de esos artistas que trascienden más allá de su talento. Su carisma y su humildad se trasmitían en sus gestos, en su voz. Aquí les dejo la que es para mí una de las mejores interpretaciones que realizó Julio Sosa, el varón del tango.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s