¿Porqué nos cuesta asumir los errores?

El error es parte del comportamiento de los seres vivos y eso es inmodificable. La cultura occidental interpreta al error en los seres humanos como “un castigo” o un hecho que debe ser reprobado. Pero esta creencia (como muchas otras es falsa). Los seres humanos y los animales nacimos programados para equivocarnos, ya que el error forma parte del proceso de aprendizaje. Categorizar a alguien o ponerle el mote de “malo” o “bueno” en función de la cantidad de errores que comete es falso. Cuando alguien califica a una persona de buena o mala lo hace desde su sistema de creencias, desde su individualidad. No se puede establecer una “categoría general” para decir que este es bueno y aquel es malo. Tampoco nos corresponde hacerlo.

Como plantea el psicólogo Albert Ellis en su definición de Ideas Irracionales “son los sujetos en última instancia los encargados de ser los últimos jueces de sus conductas”. Nada ni nadie tiene el derecho de juzgarnos por nuestros hechos o conductas y si eso sucede no tenemos porque asumir que eso es cierto si sabemos quienes somos. Cada individuo sabe y reconoce en su fuero interno cuando actúa de buena o mala fe, así que no hay argumento que pueda rebatir esta idea.

Cuando en los medios de comunicación se opina sobre tal persona, sobre lo que hizo o no hizo, me cabe la pregunta ¿quienes somos nosotros para juzgar lo que el otro crea u opine? ¿qué sabemos de lo que piensa esa persona? ¿qué sabemos de su historia, de su pasado? ¿cuál es la necesidad de “ventilar” lo que los demás en su justo derecho hacen? Cuando no se respetan los derechos de los demás se esta cometiendo una falta grave. Cuando una sociedad se rige por “lo que opine la mayoría” puede estar transitando el camino incorrecto. No siempre las mayorías tienen la razón. Las mayorías también son humanas y están programadas para el error al igual que las minorías. Con el tiempo aprendí que nada ni nadie es tiene la potestad de juzgar o incidir en nuestros pensamientos u opiniones salvo por nuestro consentimiento. Cuando uno hace un daño con intención no se esta equivocando sino que comete un daño. Quien tiene un mal día y dice algo que por ahí hiere a otra persona se equivoca, pero como dice en la biblia “el que este libre de pecado que tire la primera piedra”. Para revertir ese error hay que asumir que uno se equivocó para poder pedir disculpas. Luego la vida continúa. El error no es sinónimo de culpa. El error forma parte del aprendizaje y es positivo en la medida que nos permite comenzar y recomenzar cada día en el camino de la vida.

Error2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s