Como en la ficción, Mujica y su discurso a lo “Cantinflas”

En 1966 se estrenaba una de las mejores películas del inolvidable cómico mexicano Mario Moreno “Cantinflas” cuyo título es Su excelencia. Con el particular estilo que lo caracterizaba, Mario Moreno en su papel de embajador de la República de los Cocos hacía una magnífica disertación ante los bandos “verdes” y “colorados”, que en aquella época representaban al bloque comunista y al bloque capitalista.

Con un tono de voz firme y una absoluta claridad en su discurso, hace más de 40 años este filántropo decía:..”estamos pasando un momento crucial, en donde la humanidad se enfrenta a la misma humanidad“; …”y que fácil sería, señoras y señores, lograr ese mundo en que todos los hombres blancos, negros, amarillos y cobrizos, ricos y pobres, pudieramos vivir como hermanos”.

Sobre el final de la película nos deja este hermoso mensaje…”Si no fuéramos tan ciegos, tan orgullosos, si tan sólo rigiéramos nuestras vidas por las sublimes palabras que hace 2000 años dijo aquel humilde carpintero de Galilea, sencillo, descalzo, sin frac ni condecoraciones: Amaos, amaos los unos a los otros. pero ustedes entendieron mal, confundieron los términos. Y que es lo que han hecho, que es lo que hacen: armaos los unos contra los otros. He dicho“.

Este pasaje del film es probablemente uno de los más emotivos. Luego del discurso, los representantes de los dos bandos se estrechan la mano y el embajador Lupitos (Cantinflas) se retira lentamente del recinto. Como hace 40 años, pero en la vida real, José Mujica vuelve a pronunciar uno de sus tantos discursos con los cuáles conmovió a millones de personas. Dijo cosas muy importantes y que merecen una reflexión profunda “la humanidad necesita gobernarse como especie sino de lo contrario sucumbirá“; “la codicia individual triunfó largamente sobre la codicia superior de la especie“. Es innegable que lo que plantea en líneas generales es cierto. Probablemente la gran similitud entre estos dos discursos es que el mundo permanece en un estado de guerra de “todos contra todos” como planteaba Hobbes.

Un mundo dominado por potencias que creen tener el suficiente poder para tomar decisiones en nombre del planeta. Y lo malo es que es cierto. Sin embargo, hay un elemento clave entre Mujica y Cantinflas y que me permito resaltar: Cantinflas además de ser uno de los mejores cómicos de su tiempo, ha predicado con el ejemplo. Delante de las cámaras o fuera de ellas siempre mantuvo el mismo discurso. No sólo en Su excelencia puede verse reflejado su profundo pensamiento, también en aquella película El ministro y yo del año 1975, donde critica la burocracia mexicana en una escena también memorable. En cambio, Mujica se contradice cada vez que hace un discurso. Lo orienta en función de lo que le conviene. Tiene un discurso “para afuera” y un discurso “para adentro”. En muchas ocasiones se dio el lujo de hablar de capitalismo, de burocracia, de valores. Sin embargo, poco de lo que dice lo lleva a la práctica. Un mensaje es válido no sólo por su contenido en sí, también adquiere validez en función de quien lo dice.

Creo que Mujica no es la persona indicada para hablar de todos estos temas teniendo en cuenta que está permitiendo que se entregue el país, limitando la libertad de expresión (como sucedió con los colegas de la kandela FM) y no resolviendo los grandes temas pendientes en materia de salud, educación o empleo. Sólo podré creerle el día que cumpla en los hechos cada palabra que dice, así sea acá o en el exterior.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s