El Kichnerismo se somete a examen

Ayer los argentinos concurrieron a las urnas en el marco de las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), elecciones que definen los candidatos para las legislativas del 27 de octubre. Los únicos que cumplieron con la regla de constituír varios candidatos fue la coalición de centro izquierda UNEN, integrada por Elisa Carrió y Pino Solanas como figuras destacadas en la Capital Federal junto con otras fuerzas políticas minoritarias. El resto de los partidos políticos ya habían designado a sus candidatos, lo que puede leerse como un imcumplimiento a la regla y el espiritú de estas elecciones.

imagen-elecciones-argentina

Esta jornada puede tener varias lecturas. Si bien el kirchnerismo logró posicionarse como la fuerza política más votada en todo el país, perdió en los principales distritos electorales argentinos como Capital Federal, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza o Santa Cruz, la provincia que vió nacer al Frente para la Victoria y a su líder, Néstor Kirchner. El candidato “estrella” de estas elecciones fue el Intendente de Tigre, Sergio Massa, quien obtuvo cerca de un 34% dentro del distrito más importante del país que es la provincia de Buenos Aires y que representa el 37% del padrón electoral. En la capital federal, el oficialismo obtuvo una importante derrota frente al PRO del Jefe de Gobierno Mauricio Macri y la coalición UNEN integrada por varios partidos como Coalición Cívica, Proyecto Sur, Movimiento Libres del Sur, entre otras quedando en tercer lugar.

Algunos analistas sostienen que la elección de ayer sirvió como “termómetro” para medir las fuerzas de las distintas agrupaciones políticas en todo el país. El kirchnerismo sufrió un importante desgaste desde su gran elección del año 2011 donde Cristina fue reelecta con el 54% de los votos y obtuvo mayorías en el congreso. Pero viendo los resultados de las elecciones de ayer que son la antesala de las legislativas de octubre, el oficialismo se somete a la prueba de definir si continúa con su “política” de confrontación y hermetismo o si abre espacios de diálogo y negociación con las fuerzas de oposición. Como en años anteriores, la política argentina, tan impredecible en sus resultados y en sus alianzas, vuelve a ser la protagonista de un año electoral que define si el kichnerismo continúa en el poder o se abre una nueva página en la historia argentina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s