Mandela y Gandhi: Dos símbolos de resistencia pacífica

Gandhi-Mandela

 

 

Nombres como Nelson Mandela o Mahatma Gandhi ya por el solo hecho de ser mencionados inspiran respeto, no solo en sus países de nacimiento sino a escala mundial. Hoy, el ex presidente sudafricano atraviesa por un estado de salud muy delicado debido a su avanzada edad y a los problemas que padeció luego de los trabajos forzosos que tuvo que realizar desde la prisión de Robben Island y otras donde fue alojado. Su famosa Carta de la libertad en 1955, aprobada por el Congreso del Pueblo donde Mandela comenzaba a cobrar un rol preponderante, se convirtió en el símbolo de la lucha contra la segregación racial, conocida como Apartheid. Más allá de su liberación, de su elección como Presidente y del otorgamiento del Premio Nobel de la paz, Nelson Mandela trasciende al propio Mandela. Sus ideas, su lucha constante y su resistencia pacífica lo convierten en un héroe de la vida. Mandela es un hombre que resistió todos los obstáculos y los pudo superar.

Al igual que Mandela, Gandhi es un hombre que inspira respeto y admiración. La desobediencia civil absoluta y la resistencia pacífica contra el Imperio británico constituyeron la formación de un movimiento poderoso de carácter pacífico. La famosa “marcha de la sal” es un símbolo emblemático de la resistencia civil y la no violencia que pregonaba Gandhi junto a los hindúes. Gandhi fue un hombre que le enseñó a sus pares a respetarse, a defender sus derechos y a no someterse a ninguna voluntad externa.

Estos dos hombres deben ser recordados por siempre. Más allá de su contexto histórico, Gandhi y Mandela proclamaron paz, justicia, libertad y democracia. Lo que hoy muchos pueblos han abandonado (y me refiero puntualmente al caso uruguayo) como la defensa de sus derechos, la lucha contra una agobiante burocracia o la mentira sistemática de los medios masivos de manipulación, estos hombres, en un contexto mucho peor del que padecemos hoy pudieron enfrentarlo. Que asesinen a un hombre como es el caso de Gandhi no significa que mueran sus ideas. Por el contrario, Gandhi y Mandela van más allá de un premio o una condecoración. Son y serán por siempre ejemplos de vida de los cuales todos tenemos que aprender.

Cierro este artículo con dos frases:

“Nunca pienso en el tiempo que he perdido. Solo desarrollo un programa que ya está ahí. Que está trazado para mí”.
“La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para con su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad”. Nelson Mandela, extraído de http://www.muyinteresante.es

“Quisiera sufrir todas las humillaciones, todas las torturas, el ostracismo absoluto y hasta la muerte, para impedir la violencia.” Mahatma Gandhi, extraído de http://www.frasedehoy.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s