Porqué Mujica, así como Obama y Henry Kissinger no califican para el Nobel de Paz.

Presidente de la República Oriental del Uruguay, José Mujica.
Presidente de la República Oriental del Uruguay, José Mujica.

En Marzo de éste año, una ONG holandesa llamada “Drugs peace institute”, elevó una propuesta para nominar al presidente de nuestro país José Mujica para el Premio Nobel de la Paz.

La idea fue impulsada por Frans Bronkhorst, del mismo instituto, quien visitó Uruguay hace poco. La iniciativa se basa en la propuesta del presidente para regularizar el mercado de marihuana para combatir la delincuencia y el narcotráfico, y así también, impedir que los consumidores pacíficos deban de seguir en contacto con ese mundo criminal para conseguir la misma.

Si bien es cierto, que más allá de quienes no la consumen acepten o no a quienes sí, también lo es el hecho de que quienes lo hacen, nunca quisieron tener nada que ver con sus puestos ilegales de venta (ni vendedores), y lo hacen porque es ilegal cultivarla ellos mismos. Con la “técnica” de Mujica, aquellos consumidores pasivos se alejan del mundo criminal, y también, los narcotraficantes perderán en Uruguay un ingreso millonario, lo cual, por si solo, puede desmantelar y desalentar en un alto porcentaje sus operaciones en el país.

Explicadas las intenciones del presidente y parte del gobierno actual. ¿Es ésto suficiente para nominar al “Pepe”, al Premio Nobel de la Paz?. Muchos cuestionan ésta iniciativa tras la mochila pesada que lleva en su espalda el “presidente más pobre del mundo”, al haber sido guerrillero tupamaro. Un pasado violento y criminal (¿como más decirlo?), el cual ha pagado con muchos años en prisión.

Según el propio Alfred Nobel,  este premio se otorga “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”.

Nuestro presidente tiene un historial de haber accionado en todo lo contrario por el inventor sueco, padre de los premios. En aquel entonces, José Mujica participó en un intento de “separar a la nación” (lo contrario a fraternidad); ayudó a levantar un “nuevo ejército” (MLN); y definitivamente no contribuyó a la “promoción de los procesos de paz”. Analíticamente, le brindó razones al Ejército Nacional para comenzar la etapa más oscura de nuestro pasado reciente, la dictadura militar.

Si el Premio Nobel de la Paz no se hubiera convertido en un desfile controlado por poderes políticos, entonces podríamos decir que ni Mujica, ni los ya galardonados Henry Kissinger (ex secretario de estado y arquitecto del gobierno del ex presidente de los EEUU Richard Nixon, en sus políticas de la guerra en Vietnam), ni el mismo Barack Obama (actual presidente de los EEUU, quien fuese premiado por sus esfuerzos en “desmantelar el armamento nuclear del mundo”), ya que es pública la información sobre las actuales operaciones militares que lleva aquel país en prácticamente todos los continentes.

Mujica y Obama

Esto lo menciono porque la paz no es guerra, y si no se puede llegar a la paz sin violencia, entonces ni siquiera se trata de paz, sino de un nuevo orden impuesto por la fuerza (Iraq, Afganistán, y la lista continúa…). ¿Que sucede si por alguna razón, hablando a modo de ejemplo, hubieran vencido los Tupamaros en su conquista?. ¿Estaríamos viviendo en un orden similar al Cubano?. ¿Y de ser así, estaríamos todos satisfechos y felices?. Pero más importante, ¿es eso paz?.

No es mi interés reavivar el tema “dictadura”, pues me es pesado, obsoleto, y soy de las personas que creen fuertemente, que se debe mirar hacia adelante, y solo recordar el atrás (no revivirlo constantemente). No estoy en contra ni a favor de las acciones del MLN (pues de la historia aprendemos), ni tampoco apoyo para nada las decisiones de la dictadura militar uruguaya. Solo me refiero al Premio Nobel de la Paz, y éste es mi análisis y fundamento de porqué creo, que éste premio se ha convertido en los “MTV Music Awars”, o el “Premio Óscar”, a mejor actuación.

Un Nobel de la Paz es la Madre Teresa. Un Nobel de la Paz en Gandhi. Un Nobel de la Paz son las madres uruguayas que mandan a sus hijos a escuelas sin seguridad, materiales ni rejas. Un Nobel de la Paz debería serlo hasta “Cantinflas”. Un Nobel de la Paz, debería serlo alguien que la manifieste, la viva, y que nunca la haya manchado de sangre, no importa qué motivo.

La paz es la paz, y por más que nos agrade una persona.

La paz es la paz.

nobelpeaceprize

Anuncios

2 comentarios sobre “Porqué Mujica, así como Obama y Henry Kissinger no califican para el Nobel de Paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s